Cómo protegerte del sol mientras navegas

Toda actividad al aire libre implica la exposición al sol, por lo tanto, bien sea que se trate de pasar el día en la playa, realizar un deporte o salir a navegar, lo más responsable es ocuparse de tomar las medidas necesarias para el cuidado de la piel, como usar sombreros personalizados baratos, pues lo cierto es que las quemaduras y peor aún, el cáncer de piel desde su rol como enemigo silencioso, son consecuencias que pueden causar mucho daño.

Considerando que la excesiva exposición a los rayos ultravioletas (UV) desencadena efectos secundarios que no suelen ser inmediatos, es determinante controlar esta exposición de la manera más efectiva posible a partir de los muchos recursos que se encuentran fácilmente en la actualidad. Así pues, la idea no es quedarse encerrado en casa, por el contrario, se trata de llevar una vida normal, pero con los cuidados correspondientes.

Protegerse del sol y navegar con seguridad

Como primera medida se encuentra el uso del protector solar adecuado, deberá ser resistente al agua, una capa de este producto definitivamente no es negociable y se sugiere que entre más clara sea la piel, más alto sea el factor de protección, por ejemplo, de 50. Recuerde aplicarlo siempre con la piel seca, unos 30 minutos antes de salir y repartiendo de manera uniforme, en caso de que pase gran cantidad de horas a la intemperie, es buena idea reaplicar al menos cada 2 horas.

Al igual que las gafas del sol, usar sombrero y mejor aún si es a prueba de viento es algo indispensable debido a que la luz que emite el sol se refleja en el agua y aunque ni siquiera lo notes, tu rostro puede terminar bastante llevando la peor parte.

Debido a que la sensación térmica cambia un poco al navegar, es fundamental mantener estas precauciones incluso aunque no se sienta el sol de manera directa o se sienta un clima muy fresco, asimismo, al terminar la travesía, el paso inmediato será refrescar e hidratar la piel con los productos o ungüentos correspondientes.

Cuidado con el efecto espejo del agua

Los navegantes deben cubrir todas las fuentes de riesgo, de manera que es primordial no pasar por alto, que no solo recibirán el sol de manera directa, sus rayos se reflejarán en el agua y hasta en el viento y el salitre, por consiguiente, los fotoprotectores deben ser altamente eficientes.

Zonas tan sensibles como los labios merecen de gran atención, asimismo, es una excelente iniciativa el usar ropa fotoprotectora con mangas largas y de preferencia de tonalidad blanca, pues ayudará a frenar la radiación.

La hidratación es un punto clave ya que estamos hablando de un esfuerzo físico constante, así que aunque no se sienta sed como tal, beber líquidos de forma regular es muy importante.

Posted in Mar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *